lunes, 14 de noviembre de 2011

reciclar palés

Reutilizar palés de madera no es ya solo una cuestión de reciclaje, podéis hacer piezas muy creativas. He hecho una selección de las que me parecen más interesantes, pero antes os cuento el alcance de lo que no parece una moda pasajera.
He leído que hay alrededor de la reutilización del palé una autentica "contracultura" (aquel movimiento americano de los 60's surgido entre la denominada generación beat, luego hippy y que desafiaba las costumbres y moral establecida)...

No me voy a liar con esto, podemos dejarlo en contracultura si entendemos el papel de ésta como motor de la cultura, siempre adelántandose a la misma...No os preocupéis que no me enredo más, pero mi estrecha relación con el "arte" hace que leer según que cosas me de la risa. 
Lo que sí es cierto es que la reutilización de palés va más allá de hacerse una mesa chula. Hay empresas de interiorismo en todo el mundo especializadas en decoración de oficinas o locales comerciales con palés y en arquitectura se utilizan además como sistemas estructurales de madera para construcción de viviendas, pabellones móviles, etc. Igual os cuento algo sobre esto...
Si googleáis el reciclaje de palés, veréis la de cosas que la gente puede hacer con ellos: desmontarlos para hacer una instalación que se expondrá en una galería de arte importante o particulares que igualmente los desmontan para hacerse el mobiliario de la terraza... Yo esto no lo entiendo muy bien... porque no nos engañemos, pillar un palé para desmontarlo y utilizar sus lamas de madera "en casa", es una pesadilla...Tiene clavos para aburrir y además lo que me gusta es precisamente su estructura.

Un palé es una plataforma hecha con lamas de pino o haya, es bastante rústico y resistente ya que su función es transportar mercancía pesada.
Estas plataformas de madera fueron inventadas por el ejército de EEUU para mejorar la logística del material de las tropas, hoy son imprescindibles en la logística de mercancías.
Al acabar la II Guerra Mundial, los soldados norteamericanos dejaron abandonados muchos de estos palés de madera en sus bases militares de Australia. Para aprovecharlos se creó la Commonwealth Handling Equipment Pool (CHEP), que al poco tiempo se transformaría en una empresa privada orientada al transporte de mercancías.
Los palés de CHEP no son desechables, no se venden, se alquilan y están pintados de azul para distinguirlos de los que no son reutilizables.Tienen las medidas del llamado palé universal, 1000 x 1200 milímetros. 
El funcionamiento de la empresa CHEP es realmente curioso...CHEP es un pool, uno de los mayores del mundo. El pooling consiste en que una empresa que comercialice un producto, utiliza los palés para transportar mercancía hasta los puntos de venta y allí son recogidos de nuevo por CHEP para revisarlos, repararlos si es necesario, y devolverlos al comienzo del ciclo. Así pues, los palés son compartidos por muchas compañías distintas reutilizándolos una y otra vez. Se dice que un palé reutilizable hace una media de 4 rotaciones por año en industria y 8 en distribución. 
Si queréis saber más sobre la historia de CHEP: chep: historia
El tamaño estándar en Europa es de 1200 x 800 milímetros, y 15/16 cm. de altura. Estas medidas se adoptan en detrimento de las americanas porque se ajustan  al ancho de las cajas de los trailers ( 2,40 metros). 
También debéis saber que la normativa internacional obliga a tratar toda la madera que se dedica a la exportación, creo que desde 2005 solo se usa un tratamiento térmico. Todo esto es documentación y no de la wiki...
En este punto seguro que la mayoría os habréis saltado la introducción, hacéis bien porque resumo fatal. De todo lo que he googleado, lo que más me interesa son piezas como ésta:

Hay que saber dónde buscar los palés de un solo uso o en desuso. Hay muchos sitios donde encontrarlos y llevártelos sin pagar...aquí está la gracia claro. En polígonos industriales, si no los veis tirados por fuera de las naves, preguntad que les sobran seguro. Otras posibilidades son las tiendas de electrodomésticos, sobre todo los de gran tamaño, tiendas de saneamiento, almacenes de materiales de construcción o en los muelles, para los que vivís cerca del mar. A veces no saben ni cómo deshacerse de ellos. Os advierto que pesan bastante.
No penséis en haceros un banco para sentaros directamente o tendréis que lijar una eternidad, no se trata de eso. Hay que lijar sí, pero tendrá siempre un aspecto rústico o industrial. Cuidado con los clavos, ya os dije que tienen para aburrir, buscad los que sobresalgan y a martillazos...que esto desestresa además.
El tratamiento de la madera es el de siempre: lijar, dar una imprimación blanca espesa si vais a pintar o tapaporos si vais a barnizar. Se vuelve a lijar, se limpia y listo para hacer lo que queráis con él. 
Mi otra pieza favorita es ésta:
Aquí tenéis dos detalles más:
Ahora que ya he colgado las fotos de palés de colores (me encantaría saber quién es su autor, si alguien lo sabe que me lo diga por favor) y las de las piezas que más me gustan, os pongo otras que no están mal:

Y hay más pero es que en realidad no me gustan tanto...Por ejemplo cabeceros:


Otra propuesta para los que tenéis terraza, un jardín vertical, esta idea es muy chula:

Os dejo el enlace que explica cómo hacerlo: maderayzinc: jardín vertical
No os aburro mucho más, solo algunos ejemplos en arquitectura:
El estudio BrandBase en Holanda:


en este enlace podéis ver todo el proyecto: contemporist: the brandbase pallet project
Manifiesto House: costó 78 mil euros y está construida con contenedores y palés ( os tengo que contar lo de las viviendas hechas con contenedores porque eso sí que es flipante...que alguien me lo recuerde...)
Arquitecturas temporales
de Matías Loebermann. Una instalación con palés para la Copa del Mundo de esquí, en Oberstdorf. Construída con 1300 palés, 100 correas y 20 anclajes al terreno:

PalletHouse: ganadora del Concurso Gaudí de arquitectura sostenible 2006-2008. Es una casa de 60m2 diseñada por estudiantes de la politécnica de Viena, que puede funcionar también como pabellón temporal:
montaje en Venecia



Si queréis leer más sobre arquitectura y palés, en este blog hay varios ejemplos:  bellostes: arquitectura y palés
Buena semana !!

26 comentarios :

Monnissima dijo...

Gave: es muy interesante tu entrada, sobre todo, porque si nos acostumbraramos a reciclar y reutilizar las cosas que usamos, no llegariamos a desprendernos nunca de ellas. Seguirían siendo siempre las mismas, pero con distinta forma, utilizariamos más la imaginación, y ahorraríanos mucho dinero....algo fundamental en tiempos de crisis económica como éstos.

Los palés que dices para decoración, en mi opinión, hay que tener mucho cuidado con el conjunto en el que se van a integrar...

Así como para jardines y terrazas, está claro que van bien con el entorno...En interiores...o tienes mucho gusto y las ideas muy claras, o te tienes que asesorar muy bien, para que no se te convierta el salón o el estudio en el taller de bricolage de los Domingos.

Y se me plantean dudas como muebles de exterior. No sé yo si agüantarían bien las inclemencias del tiempo, sin demasiado mantenimiento..., lo que les convertiría en poco prácticos...

Gracias por estas ideas y por encendernos la curiosidad de saber más y estar a la última en temas de decoración.

Muac.

gavetita dijo...

gracias monni, es un gusto contigo, siempre vienes a darte una vuelta y a opinar
respecto a la reutilización de palés, hace tiempo que lo sigo sobre todo relacionado con la arquitectura, no creo que su reciclaje sea algo efímero, pero siendo serios tampoco creo que se convierta en un "movimiento" como algunos pretenden vender
es cierto lo que dices, una pieza bien elegida es original, en exceso puede parecer el taller de bricomanía
he visto muebles de exterior hechos con palés pero es que no me gustan, lo que me gusta es justo lo que he colgado en la entrada y en los enlaces de arquitectura hay algún exceso también

el jardín vertical sí que me encanta incluso para interior pero yo lo pensaría un poco más y daría un mejor acabado

no te creas... me corto de escribir de interiorismo y de arquitectura y no debería, de esto sé más que de crocheting
beso monni

elverdugo dijo...

¡Guau! ¡Esa mesa con la reina de corazones! ¡Me gusta un huevo!

Llamémos la mesa de la reina roja.

O mesa de la queen of hearts en spanglish

Muy chulas la cama, la otra mesa (la de la carta de ajuste) y la mesa de terraza de bar.

Aunque la cama es el único mueble para el que no importa lo que raspa esa madera.

(y que digo yo que será una mesa de terraza de bar la mesa esa que digo porque si no robarían los taburetes, porque aunque los europeos del norte continental son buenos chicos, siempre hay inmigrantes... (españoles, argentinos... esa gente que invadimos a los pobres berlineses del este y demás lugares de por ahí, que esa mesa de terraza de bar tiene toda la pinta de ser de por ahí).

...

...no espera que los del norte continental ya no son buenos chicos, serían buenos chicos en mis tiempos, pero ahora... me acuerdo hace muchos años lo buenos chicos que eran los holandeses y lo malos malos que eran los argentinos, bastaba ver cómo jugaban al fútbol sus selecciones y cómo se comportaban en el campo sus jugadores, la selección de Holanda y la de Argentina, pero coño 13 y 30 años después mira cómo jugó Holanda la final del mundial de fútbol contra España...

Coño tengo que actualizar mis nociones de geografía sociológica, coño que hasta los holandeses han dejado de ser buenos chicos...

...

Qué pasa que a las entradas de gaveta nadie les hace ni puto caso. Excepción hecha de sus entradas lacrimógenas claro, esas encabezan el ranking.

La verdad es que habla de temas raros gaveta... palés reciclados en cosas chulas... a ver dónde encuentras gente que se ponga a conversar sobre el tema... la Monni tiene un mérito... y yo también coño que mira las chorradas que he conseguido decir... (me he desviado pronto del tema ahora que me releo...)

gavetita dijo...

ahhhh, a ti lo que te pasa es que te he superado en el ranking jeje

si esto es raro ya os podéis preparar para lo que viene...me he desmelenado y no me vuelvo a peinar

Monnissima dijo...

My God, Gave...de paseo por la Red, mirando palés, me he topado, sin buscarlo, con Gehry...Desde luego, ha conseguido lo que quería: hacer de los edificios que construye una obra de arte...Que no se me olvide apuntar entre mis viajes pendientes por España, Elciego, en Álava, y, concretamente, el Hotel Marqués de Riscal...

http://anartjunkie.files.wordpress.com/2010/01/star_wood_hotel_3.jpg

Verdugo...El mérito no es mío...Es de "la" Gave...Yo sólo vuelvo a donde se me quiere...Así que, si hay que hablar, se habla, y si hay que escribir, se escribe...En este caso, lo de menos es el contenido...

( Para cuando los iconos, por Dios!!!?????? ).

Monnissima dijo...

...Y una lupa, como la que tiene Madita, para agrandar los textos?????...

Oh, Dios!¡¡¡¡COMPASIÓN PARA LOS MIOPES!!!!!!

gavetita dijo...

monni ya la tienes arriba a la derecha

gavetita dijo...

jajajaja

es que eres genial, cómo no te voy a querer?
es raro encontrar comentarios donde la gente argumente monni, y tu lo haces y a mi me gusta

nos lee mucha gente monni

gavetita dijo...

ya iconos, ya
si es que me da miedo escacharrar esto, pero sí
creo que los tengo guardados de cuando me los puso Txumai, ceo que eso sabré hacerlo

gavetita dijo...

creo, creo....
sabré hacerlo!!

gavetita dijo...

verdugo hay una cosa que se llama lija...busca, busca en la wiki, eso hace que las cosas no "raspen"

gavetita dijo...

esa mesa de terraza es en Berlín, lo digo sin conocimiento de causa alguna, pero lo que me gusta viene de allí, o de los USA

Monnissima dijo...

¿ Fíjate cómo estoy de miope que no he visto ni la lupa!!!!...¡

AYYYYY!!!!!!!!....

Ciao, ciao...

gavina dijo...

Me concibieron con seis tablas de un metro de largo por diez centímetros de
ancho, otras tres tablas trasversales y otras tres en paralelo con las superiores y nueve
tacos de un grosor diez por diez donde apoyan las tablas paralelas y trasversales,
ciertamente me dejaron muy elegante para el destino que fui concebido.
Me dedicaron a trabajos forzados donde tenía que soportar grandes pesos,
pero yo era muy joven y aguantaba todo lo que me echaran encima, así hasta que,
pasado un tiempo, me abandonaron a la intemperie en un solar descampado de un
polígono industrial.
Un día soleado alguien, se fijó en mí y me recogió del descampado y me
guardó en un coche, y por primera vez, me trasportan a mí y me dejan en unos
barracones que parecen ser un instituto de educación secundaria, yo no sé qué hago
en un centro de enseñanza.
Se suele decir que algunos estudiantes tienen serrín en la cabeza, que es al fin y
al cabo en lo que yo acabaré. Estoy sorprendido de hallarme en este lugar, pero
pasado unos minutos, una persona me recoge y me trasporta hasta una sala donde
hay unas mesas, sillas, sillones y ordenadores, yo no salgo de mi asombro ¿qué hago
yo aquí?
Me colocan de pie junto a la pared y me sitúan detrás de dos sillones para
camuflarme de la vista de otras gentes y encima me recubren con un mantel de papel
blanco. Caramba qué extraño es todo esto, pero estoy cómodo y resguardado del frío
y la lluvia.
Al cabo de seis días de estar en el mismo lugar y escuchar todo tipo de
conversaciones, tales como qué hace esto aquí, quién lo habrá dejado, para qué será
etc. alguien con sumo cuidado y cariño me coge en volandas y me lleva hasta un hall
que hay en el instituto y me coloca ocupando el centro del espacio con sumo esmero,
yo no salgo de mi asombro, yo, un palet viejo y desgastado pienso ¿quien será el loco
que se fija en mí? y para qué.
Pasados unos minutos, empiezan a situar encima de mis maderas diversos
elementos que no llego a comprender qué pueden ser, sólo pasados unos minutos,
veo cosas como las patas poligonales de una silla de estudio, sobre ella insertan un
torso de un maniquí al que enfundan una chilaba de origen marroquí y le calzan al
torso una cabeza de cartón-piedra de un gato que oigo decir que proviene de la India.
Yo no salgo de mi asombro, pero siguen aportando más elementos sobre mí, ahora
una base con forma de estrella de hierro que pesa lo suyo, pero yo soy fuerte y me
alegro de cumplir con mi trabajo que es soportar el peso que para eso fui concebido.
Colocan sobre la base de la estrella un armazón de madera y vuelven a poner una
chilaba de origen marroquí de nuevo y una cabeza hecha de materiales reciclados, yo
me sorprendo con esta locura y no salgo de mi asombro, pero aún caben algunas

gavina dijo...

cosas más y veo que colocan sobre mí una jaula muy graciosa de madera con forma de casita y dentro hay una zapatilla. Cómo habrán hecho para meterla dentro, me pregunto. Ah, supongo que por la puerta, claro, y por último me colocan un bloque de
madera con la imagen de una mujer que parece que sea el espaldar de una silla de estudio, parece gracioso. Y me pregunto, todo esto para qué.

Pasadas unas horas, oigo un timbre o sirena y empieza a pasar gente, son alumnos del centro y observo que se quedan mirando donde yo estoy y lo que tengo sobre mí. Ellos ríen y cuentan chistes graciosos pero sin sentido. Observo sus caras, pero ellos no se dan cuenta y sus caras son más expresivas que lo que yo expreso con esta instalación que me han colocado sobre la espalda.

Esa misma tarde, aparecen a mi alrededor un grupo de chiquillos de dieciséis años con papel y bolígrafo en la mano y empiezan a tomar notas sobre mí. Yo oigo sus comentarios y son disparatados, intentan, parece ser, averiguar qué simbología puede tener esta instalación; pasan tres semanas y sigo en mi sitio y no me falta nada y durante ese tiempo me he sentido útil y he visto cosas que jamás podría imaginar, pero me pregunto cuánto durará mi buena suerte.

Ahora se cuánto va a durar mi buena suerte, me retirarán y me tirarán a un descampado, pues de nuevo me llevan en volandas.
Caramba, no voy a la calle sino que vuelvo a esa sala donde hay sillas y ordenadores y realizan el mismo procedimiento, me camuflan y me cubren para
despistar, qué bien, de nuevo no paso frío ni me mojo.

Pasan siete días, estoy muy descansado, parece que me quedo a vivir aquí, pero una tarde, un profesor me coge y me lleva de nuevo al hall y me sitúa en el mejor sitio, presiento que me van a utilizar, qué bien, vuelvo a servir para algo, es genial
sentirte útil, de lo contrario, acabas deprimido; estoy muy nervioso por saber que será lo que me espera.

La espera no es muy larga y apoyan sobre mis tablas un recipiente de barro muy pesado, oigo decir que se llama lebrillo, que es una cerámica muy antigua donde amasaban el pan o también tenía otras utilidades. Tiene un porte muy elegante, en su interior, en la base, hay arena muy fina y dorada. Quizá sea de la playa, y sobre ella hay colocado, a modo de un tesoro, una llave de hierro grande que se nota que es muy antigua y una herradura, ¿será porque trae suerte? Hay también unos clavos y herrajes de hierro oxidados y billetes y monedas antiguas que ya están fuera de la circulación.

Además hay lo que se llama un chisquero que es un mechero antiguo de esos que tenían mecha para encender, en el interior, alrededor del lebrillo, hay colocadas fotografías en blanco y negro, son recuerdos de una familia muy unida. Se observa que hay unos novios en su boda, un bautizo y unos padres con sus hijos. Este recipiente está cubierto por un cristal que lo protege.
Fuera del lebrillo, sobre mis tablas desnudas y al aire, colocan cuatro muñecas sin cabeza y con las manos hacia el cielo suplicando clemencia, pobrecillas ¿por qué será?

gavina dijo...

Colocan en cada esquina de mí la misma foto de forma simétrica en blanco y negro de una madre con dos hijos, qué belleza tan sutil. Oigo comentar que yo realzo esa instalación hasta un límite insospechado, no salgo de mi asombro yo que pensaba
que solo servía para transportar cargas, me doy cuenta de cómo puedo impregnar realce y belleza a las cosas más sencillas y humildes. Olvido decir que a esta instalación le han dado un nombre, “Orígenes”.

Ahora estoy más seguro de mí mismo y me doy cuenta de todo lo que puede ofrecer un palet de madera
sencillo y humilde.
Me vuelven a utilizar, qué bien. Yo, aunque no se den cuenta, estoy poniendo todo mi empeño y esfuerzo en que todo lo que coloquen sobre
mi espalda tenga mayor relevancia a la vez que
trasmita sensaciones, que el espectador no se quede
impasible ante lo que ven sus ojos.

Esta vez supera a la anterior, colocan sobre mis tablas una maleta de otros tiempos y en su interior veo que hay ropa para un viaje, guías de diferentes países del mundo, cuadernos de viaje donde el viajero ha apuntado sus anécdotas y cosas
curiosas que ha visto y algunos objetos comprados como recuerdo de ese viaje ( una pipa para fumar kif, una flauta hecha de caña, unos hilos de colores muy vivos para tejer, una Torre Eiffel muy pequeña, unas postales de diferentes países y una cosa que me parece muy curiosa, una botella de coca cola con letras árabes y llena de arena del
desierto).

Qué recuerdo más bello, barato y original y sin pretensión alguna. Quizá su propietario, cada vez que vea sus recuerdos, tenga añoranza de sus viajes y de los momentos tan inolvidables que le quedarán para siempre. Viajar siempre aporta a las
personas experiencias, conocimiento de otros lugares, costumbres y gentes maravillosas que nos alientan para seguir adelante.

En contraposición, a la maleta le han colocado una silla de enea bajita y sobre ella hay muchos periódicos, revistas de cotilleo y de decoración y algún libro. Pero hay algo que no acabo de entender, un reloj colocado sobre el respaldo de la silla que no tiene manecillas y dentro tiene una esquela mortuoria, es un poco tétrico, pero quizá quiera expresar algo.

Yo sólo veo y escucho y es súper divertido la cantidad de comentarios que oigo acerca de qué es lo que quiere decir el autor con dicha instalación.
Yo que lo oigo todo os lo voy a contar, la maleta representa los viajes que podemos hacer a lo largo de nuestra vida, que nos aportan conocimiento, sabiduría y enfrentarnos a la vida con más criterio. Por el contrario, si decidimos quedarnos en casa leyendo, viendo la televisión o redecorando nuestra casa, haremos también
nuestro gran viaje que será a lo desconocido: la muerte.

gavina dijo...

Qué manera más noble y desinteresada de animar a la gente en esta vida que nos ha tocado a disfrutar de lo que nos ofrece y no dejarlo pasar, puesto que el tiempo pasado no va a volver.

Hoy estoy algo triste y he llorado, os preguntareis cómo son las lágrimas de unas simples maderas, son sencillas y trasparentes como el
aire y la luz que nos guían. ¿Por qué estoy
triste? He oído decir que me quieren para que sea el combustible que de calor a un hogar, pero
afortunadamente ese momento tardará porque de nuevo me utilizan para una nueva instalación.

Animado de nuevo por esta expectativa, siento que levito, no sé si es mi sensación o que efectivamente estoy en alto y me han suspendido del suelo a la altura de un metro y me colocan sobre unas mesas que sirven de soporte, ¿con qué me
sorprenderán ahora?

Colocan sobre mí unas cajas de madera de ésas que se utilizan cuando se hacen regalos de Navidad y contienen botellas de vino o turrones. Noto cómo mis astillas se ponen de punta, noto el contacto suave de materiales que son primos hermanos míos y me siento muy contento de tenerlos tan cerca.
Estas cajitas están protegidas por un cristal transparente que deja ver lo que hay en su interior.

Mientras colocan sobre mis tablas estas cajas, alguien cuenta una bella historia sobre su contenido. Un día llegó al centro un nuevo profesor que se fijó en unos materiales de desecho que iban a ser vendidos a un chatarrero y él se percató de que estas pequeñas planchas de hierro tenían vida y las recogió para intentar darles el
tratamiento que se merecían. Habían servido a los alumnos que estudiaban matricería para hacer sus prácticas. Sobre ellas habían realizado tareas con fresadoras, tornos y soldadoras. Habían creado sin saberlo pequeñas esculturas muy ingenuas. Se aprecia que no es la mano de un profesional lo que le impregna ingenuidad y belleza.

El paso del tiempo había oxidado los metales, lo que hacia las piezas más hermosas todavía.
Otra mano ingenua, aprovechando cinco líneas de soldadura que en el argot de taller se llaman cordones, pintó con acierto un pentagrama con letras musicales DO, RE, MI, y quedó esa plancha de hierro vestida para una ocasión de gala.

En cada una de estas cajas, metieron una plancha de hierro con una caracola del tamaño más o menos de la plancha y resultó una expresión plástica de sutil sensibilidad, ya que al combinar un material duro, pesado y frío como el hierro con un material frágil y sensual como las caracolas, se contrarrestan y trasmiten sensaciones que impregnan el alma de sensibilidad.

gavina dijo...

También colocaron sobre mí una tabla de forma irregular con cuatro cruces cuadradas con pequeñas hendiduras desde los vértices y sobre algunas habían colocado puntos de soldadura. Cómo se ven las manos de los novatos, pero qué poco les durará su ingenuidad. Cuando sus manos sean profesionales en su materia, serán requeridos para trabajar con esmero y cuidado en la confección de piezas únicas.

Oigo un comentario gracioso sobre estas esculturas. Una voz comenta: “En el taller construís pequeñas obras de arte y no os dais cuenta, a lo qué responde, tú eres quien las eleva a obras de arte para que nosotros las disfrutemos y nos demos cuenta del trabajo que realizamos”.
Por último, en una caja un poco más grande, habían colocado dos cruces con volumen hechas con pequeñas láminas de hierro soldadas.

A su vez, éstas estaban colocadas sobre una base de madera pintada de color naranja, para que realzara su porte y quedara como dos aspas o dos equis (XX) y al lado, sobre un pedestal, una
figurilla de una señora muy estilizada que procedía de Camerún. Todo ello resultó ser
una instalación muy bella, sutil y expresiva para que quien sea capaz de apreciar su belleza disfrute con su transmisión de emociones y sensaciones.

Pasados unos días de descanso, me vuelven a utilizar, esta vez con mis tablas en el suelo y en el mismo lugar, ya que parece el sitio mas idóneo para realzar las instalaciones. Me hacen cosquillas con la broca de un taladro y realizan sobre mí diez pequeños agujeros y me pregunto qué será ahora.
Introducen en los agujeros unos palillos muy finos como los que se utilizan para ensartar la carne y hacer pinchitos a la brasa.

Me resulta intrigante, que será, no siento ningún dolor y sí una sensación de cumplir con mi cometido. A continuación, insertan en los palillos hojas de piteras muy bellas y originales, puesto que cada una es distinta del resto. Las hojas tienen espinas en sus bordes, pero no todas, y en su parte superior, una punta muy afilada, pero que, con muy buen criterio, ha sido cortada para que no ocasione algún incidente no deseado.

Las hojas lanceoladas son de diferentes colores y texturas, lo cual me gusta. Se nota que quien construye tiene sensibilidad y buen criterio, todas ellas son de color verde, pero con distintos matices y algunas con rayas que a veces son amarillas y otras son blancas. Creo que ya han terminado de realizar la instalación.

¡Sorpresa!, todavía añaden algún elemento más, unas cuerdas confeccionadas con esparto, que al parecer se compraron en Marruecos en un zoco en un viaje de vacaciones. El resultado final es como un jardín, pero le colocan una tarjeta con un nombre y lo denominan “laberinto positivo” debe ser porque después de las cornadas o pinchazos que nos da la vida, siempre salimos adelante.

gavina dijo...

Qué curioso es todo esto de expresar mediante objetos sensaciones, emociones y motivaciones. Nunca lo habría imaginado, yo, un palet recogido en un descampado. Cada vez me siento más alegre y contento de servir para lo que me concibieron, enseñar y ayudar a los demás.

Ya queda poco tiempo para que acabe el curso y creo que me dejarán de lado, pero me siento muy contento de haber cumplido una tarea que nunca pensé que yo podría realizar y a través de la que he aprendido a exteriorizar emociones, sensaciones, motivaciones y expectativas.
Sigo en mi sitio de costumbre, a la espera de qué será lo próximo y no pasa mucho tiempo sin que lo descubra.

Sitúan encima de mis desgastadas tablas un sillón de mimbre desgastado por el transcurso del tiempo y por el uso que se ha hecho de él. Colocan en su asiento un balón de goma y veo que tiene una serie de frases sueltas escritas sobre su superficie. Oigo cómo algunos alumnos las leen y no tienen en principio ningún sentido, pero empiezan a
descubrir que son frases escritas por ellos en una redacción que entregaron a su profesor como trabajo de clase. De una forma sutil y cariñosa fueron inmortalizados a través de sus frases sobre un balón que quedará para el recuerdo en la memoria de todos ellos.

Ha terminado el curso y yo sigo en mi sitio unos días más, para que me vean algunos padres que van a realizar las matrículas de sus hijos para el próximo curso.
Creo, por lo que he oído, que Amparo, la señora de la limpieza, quiere llevarse el sillón a su casa para descansar sobre sus mimbres y como ella es mayor, seguro que su cuerpo agradecerá ese sillón, que tiene una historia detrás como todo lo que he tenido sobre mis tablas.

No sé qué pasará conmigo, pero doy por muy bien empleado este tiempo dedicado a ilustrar a una comunidad escolar sobre el mundo del arte, ya sea a través de objetos reciclados como de sensaciones. La cuestión es que el espectador se sienta provocado por algo inusual que sale fuera de su contexto.

Qué bien me he sentido sirviendo para algo, yo que pensé que un triste y humilde palet sólo servía para realizar trabajos pesados y de carga. Ahora me doy cuenta de que también tenemos alma, que personas con sensibilidad se fijan en nosotros, lo que nos lleva a situaciones insospechadas de inconmensurable placer.

gavina dijo...

La que he liado!!!!! jajaja.

Desde ayer que ando loca buscando algo a la altura de tu entrada, y por fin.......... equilicua!!!
Lo encontre!!!!

Como las fotos, son esenciales para la historia y dada mi incapacidad para poderlas poner, dejo el enlace del documento.

http://dl.dropbox.com/u/5587184/HISTORIA%20DE%20UN%20PALET_OK.pdf

Verdugo, que no es por no escribir, que si hay que escribir, se escribe. Pero es que Gave, se merece lo mejor.

Gave preciosa.
Que me quitaras todo rastro de comentario eliminado???

gavetita dijo...

historia de un palé

a ver si me acuerdo de cómo se pegaba un enlace, ay!

gavetita dijo...

qué lista soy joer!

vale...este es el enlace que gavina quiere que veamos

historia de un palé

voy a ver la que habéis líado jajaja

gavetita dijo...

jajajaja
voy un poco contenta...ejem, pero te prometo que lo leo

qué de hermana te ha quedado eso de que me merezco lo mejor, jajaja

la otra petición resuelta
besos gavi
voy a leer el pdf

gavina dijo...

Como la que habeis?? como la que habeis??

La que he, la que he.

Seguro que solo vas un poco contenta??

Yo diria que ves un poco doble jajaja.

gavetita dijo...

gavi
las fotos de ese pdf son genilaes, jaja
gracias
y no le hagas caso a verdugo eh...que yo sé que me leéis y tiene algo de razón, a ver quién se pone a opinar sobre una entrada de palés...y yo ya voy a escribir de lo que me gusta, qué quieres que te diga...jaja

Chica Invisible dijo...

Me gustado un montón la entrada, aunque la mayoría de estos palés poco curro han tenido, no?
Hay que tener redaños y ganas de restaurar un palé de esos de polígano, con todo lo que han llevado a sus espaldas jeje.

Mi favorita es la mesa de la carta de ajuste, muy retro pop
Besicos

Publicar un comentario

:) :D :-P 8-D :sh: :$ yz B-P :O :(( :zz: :nj: :yj: :S :st: oo) :-f :ct: :dg:
:) :D :-P 8-D :sh: :$ yz B-P :O :(( :zz: :nj: :yj: ;( :st: oo) :-f :ct: :dg:



top