viernes, 17 de junio de 2011

Ayaan Hirsi Ali. elverdugo

Notas sobre la autobiografía de Ayaan Hirsi Ali (escritas no porque yo sea un plasta, sino porque me lo han pedido las dueñas del blog... la longitud sí que es propia de un plasta). 

Resumen primeras 250 páginas del libro: Somalia, Arabia Saudí, Kenia. Una chica lista rodeada de asnos. Ablación de clítoris. Matrimonio forzado por su familia musulmana del que escapa a los 22 años, en 1992, tras conseguir asilo en Holanda.



Por decirlo rimbombantemente: que esta mujer llegara un día a escribir este libro (el tercero suyo) es un pequeño triunfo de la razón. Yo celebré cada página que leí.


Resumen últimas 250 páginas del libro: Recién llegada a Europa se siente como un patán de pueblo según sus propias palabras. Diez años después, en 2002, llega a diputada en el parlamento holandés. Un año antes le habían puesto dos escoltas por amenazas de muerte de fundamentalistas islámicos nada más que por haber publicado 2 o 3 articulillos en un par de periódicos, en los que criticaba algunas costumbres de los inmigrantes musulmanes y su desinterés por integrarse en la sociedad holandesa. Para muchos, no hay nada peor que un musulmán o exmusulmán criticando algo relacionado con los musulmanes. Dos años después unos fundamentalistas islámicos asesinaron al director de un cortometraje del que Ayaan Hirsi Ali escribió el guión, que consideraron blasfemo. En el cadáver clavaron una fatwa, una condena a muerte a Hirsi Ali que es un llamamiento a todos los musulmanes para que la hagan cumplir.

Ampliación resumen 1ª mitad del libro  A partir de aquí esto es un tocho. Es mejor leer el libro.
         Por su relación con el crocheteo, copio un pasaje de la minibiografía que Hirsi Ali hace de su abuela somalí nómada: “Mi abuela aprendió a tejer hierbas secas tan tupidas que uno podía transportar agua a lo largo de varios kilómetros en una de sus 
jarras hechas con este material. Era capaz de hacerse su propia choza con la cubierta abombada a base de ramas curvadas y esteras tejidas y después desmontarla y cargarla en un camello de transporte.”
         En la minibiografía que hace de su madre me encuentro por 2ª vez en mi vida con la palabra ‘qat’. La 1ª vez que la oí era la droga con la que se drogaban los piratas somalíes que tuvieron secuestrado aquel pesquero español. Ahora me he vuelto a encontrar con la palabra cuando Hirsi Ali cuenta que su madre huía de los hombres somalíes que mascaban qat.
·         Como veis, solo retransmito chorradas. El libro está mejor, lo juro.
·         A ver cómo cuento lo siguiente... la expresión “ablación del clítoris” se queda corta, no hace justicia a lo que sufren casi todas las niñas somalíes. Hay que describir la operación en toda su extensión para conocer mejor la cosa... Vale, bien, ejem... la estupidez humana es universal, pero si has nacido en Somalia puede manifestarse de la siguiente manera:
    • (desagradable, los aprensivos que no sigan leyendo)
    • Como a casi todas las niñas somalíes, a Hirsi Ali, a los 5 años, sin anestesia, le cortaron con unas tijeras el clítoris y los labios interiores. Además le cosieron (le cerraron) los labios exteriores dejando abierto lo imprescindible pa mear.
    • A la altura de la vagina, la parte cosida o medio cosida (no me enteré bien de esto ni quiero releerlo) se la abrirá su futuro marido en la noche de bodas.
    • Antes de la boda, no sé qué mujeres comprobarán que es virgen viendo que aún está todo cosido. No recuerdo qué mujeres, lo leí hace tiempo y no voy a releerlo.
    • Retransmito mal, lo sé.
·         Los primeros años de Hirsi Ali, su padre está en la cárcel, preso político de la dictadura comunista de Somalia. Luego escapa de la cárcel y la familia se exilia 1º en Arabia Saudí y luego en Kenia.
·         La comunidad somalí en Kenia vive aislada, no se integra. Desprecian a los keniatas por ser cristianos. Tienen sus propias escuelas musulmanas.
·         Hirsi Ali recibe una educación en Somalia, Arabia Saudí y las escuelas musulmanas de Kenia en la que se describía a los cerdos judíos y norteamericanos siempre, a lo largo de los años, como ratas asquerosas a las que había que exterminar, viles bestias repugnantes, subhumanas. Por ejemplo un año venía a su escuela musulmana de Kenia una profesora chiíta de Irán. Les enseñaba fotos de centenares de muertos iraníes asesinados en la guerra con los iraquíes financiados por los cerdos judíos americanos, a los que había que exterminar. Cuatro años antes, eran los profesores fundamentalistas financiados por Arabia Saudí los que predicaban el mismo odio y desprecio a judíos y norteamericanos, los satanás del mundo infiel. El fundamentalismo islámico se inicia en los 70 cuando Arabia Saudí se hizo millonaria por el petróleo y se dedicó a financiar su visión del islam por el mundo.
·         Tras 10 años en Kenia, Hirsi Ali y su hermana vuelven a Somalia, a su capital Mogadiscio.

·         Se acerca el final de la guerra que supuestamente era contra la dictadura comunista somalí. Pero en realidad la guerra es entre clanes somalíes. Si 
tu tataratataratarabuelo por vía paterna era un señor llamado Darod, tú eres un Darod del clan de los Darod. Si tu tataratataratatarabuelo se llamaba Isaq, tú eres del clan de los Isaq. Y así no sé cuántos clanes en Somalia. Y la guerra ya no era contra la dictadura comunista, sino que todos los clanes somalíes luchaban armados los unos contra los otros. Y drogados hasta arriba de qat, porque el alcohol está prohibido por la religión.
·         El clan que por fin entra en Mogadiscio (capital de Somalia) haciendo huir al dictador comunista, es el clan de los Hawiye, los tataratataratataranietos de un señor llamado Hawiye. No se limitan a derrocar al gobierno, sino que la emprenden contra todos los otros clanes, porque sí, especialmente contra el clan de los Darod, uno de los “clanes superiores” de Somalia, al que pertenece Hirsi Ali y que llevaba años guerreando contra la dictadura comunista.
·         Cientos de miles de somalíes desplazados. La ONU levantaría después campamentos de refugiados en Somalia.




·         Hirsi Ali y su hermana se salvan de todo esto porque son unas privilegiadas si es que se puede llamar privilegiado a alguien nacido en Somalia.
      Pertenecen a la clase alta del “clan superior” de los Darod. Huyeron por 2ª vez de Somalia antes de que entrase en Mogadiscio el clan que empezó a matar a todos los que no eran de su clan. Para huir a Kenia, había que tener dinero para pagar los sobornos. Sin sobornos no cruzas la frontera. Solo se salvan los privilegiados con dinero, como nuestra protagonista.
·         Como Hirsi Ali hablaba inglés y suajili, acompañó a un "primo" (aquí todos son primos) a rescatar a su mujer e hijos que estaban en el campamento de refugiados pegado a la frontera de Kenia, del lado somalí, claro.
·         En él, la gente se muere de hambre. La ONU reparte alimentos, pero solo los puede repartir a los líderes de los clanes y los líderes de los clanes o se quedaban los alimentos o, en el caso de los líderes de “clanes inferiores”, los vendían a los privilegiados (de otros clanes de mejor estatus, como el de Hirsi Ali).

·         La ONU paga a keniatas y somalíes para que vayan enterrando los cadáveres de cada día.
·         Un hombre del clan de los Darod que estaba casado con una mujer del clan de los Hawiye, lógicamente tuvo que abandonar a su mujer e hijos en Mogadiscio, porque si se los hubiese traído al campamento de refugiados, los Darod no habrían dudado en matar a su mujer Hawiye. En Mogadiscio, como habían entrado los Hawiye, quizá la mujer esté a salvo, o quizá no porque se casó con un Darod.
·         Los soldados keniatas de la frontera van cada noche al campamento somalí a violar mujeres que estaban solas sin protectores. La mujer violada se convierte en una paria, pues así es la cultura de los musulmanes somalíes.
·         Hirsi Ali y su "primo", a los que días más tarde se unió el hermano de Hirsi Ali viniendo con más dinero fresco (venían de Nairobi, capital de Kenia), logran cruzar la frontera con muchos más “primos”, “primas”, “sobrinos” y “sobrinas” del clan de los que tenían inicialmente previsto. Pero solo gracias a que son privilegiados, tienen dinero para pagar los sobornos, el transporte y la comida (que va Hirsi Ali a comprar al pueblo keniata del otro lado de la frontera mientras arreglan la logística para poder cruzar a Kenia sanos y salvos).
        Años después, como es costumbre en muchas sociedades musulmanas, la familia fuerza a Hirsi Ali a casarse con un hombre que no le gusta. Hirsi Ali esca
      pa y le dan asilo en Holanda. Tiene 22 años y es 1992.




Ampliación resumen 2ª mitad del libro:
    ·     En Holanda, Hirsi Ali se sorprende de que los policías holandeses la ayuden. “Hasta entonces, para mí los policías eran opresores que se limitaban a pedir sobornos. Nunca ayudaban.”
·         Voy a dar un salto de 12 años hasta casi el final de la historia, cuando Hirsi Ali ya era diputada en el parlamento holandés. Luego volveré otra vez a los principios...
·         ... La policía holandesa no registraba cuántos asesinatos de honor se producían todos los años en Holanda (asesinatos de honor son los que cometen padres o hermanos de mujeres musulmanas que han tenido sexo fuera del matrimonio o se han juntado con un hombre sin la aceptación de la familia). No los registraban porque eso sería señalar, poner en el punto de mira, a una religión o grupo social. La corrección política importaba más que cuantificar el problema de las chicas víctimas de la cosa...
·         ... Hirsi Ali consigue pactar con el partido liberal y el partido socialdemócrata una resolución para que la policía empiece a registrar esos números. El gobierno decide hacer una prueba en primer lugar en forma de proyecto piloto en dos distritos policiales (Holanda está dividida en 25 distritos policiales)...
·         ... Meses después cuando se anuncian los resultados hubo una conmoción: entre octubre de 2004 y mayo de 2005 en esos dos distritos murieron once chicas musulmanas a manos de sus familias...
·         ... Al parecer, Hirsi Ali es la única que se esperaba esos números. Así de bien conocen las sociedades occidentales lo que pasa en su propio país, en este caso especialmente grave en países con fuerte inmigración musulmana, como Holanda o Alemania...


·         ... ¿Por qué no le sorprendieron esos números a Hirsi Ali? Porque durante muchos años trabajó de interprete de somalí para el Estado holandés. Eso le permitió conocer mejor el mundo de los inmigrantes somalíes. Los somalíes que necesitan intérpretes con las instituciones eran siempre en comisarías de policía, albergues de mujeres maltratadas, clínicas de abortos, cárceles y obviamente oficinas de petición de asilo. Casi ninguna mujer somalí habla holandés, sus maridos no las dejan relacionarse con el mundo. Hirsi Ali ve todos los días cómo son, cómo viven los somalíes en Holanda, cómo no se integran, cómo siguen con su misma cultura de Somalia, una cultura de agresividad, de la ley del más fuerte, de pegar a las mujeres porque así lo enseña el Corán, etc.
·         Volvemos a estar en los años anteriores a que llegara a ser diputada. Hirsi Ali empezó teniendo trabajos modestos, luego el ya mencionado trabajo de intérprete a la vez que se sacó la carrera de Ciencias Políticas en la universidad...
·         ... En 2001 empieza a escribir. Tras dos o tres artículos en dos periódicos recibe varias amenazas serias de muerte de fundamentalistas islámicos y la policía decide que necesita protección. Ella sigue escribiendo. Estas son algunas de las opiniones por las que merece la condena a muerte (tened en cuenta que Holanda o Alemania no son España, ahí los inmigrantes musulmanes son muchos más):
    • "Las mujeres en Holanda, en su mayoría pueden pasear por la calle solas, llevar más o menos la ropa que quieren, trabajar y disponer de sus propios ingresos y elegir el hombre con quien quieren casarse. Pueden viajar, comprar inmuebles. No obstante, la mayoría de las mujeres musulmanas en Holanda simplemente no pueden. ¿Cómo puede considerarse esta situación aceptable?”
    • "Las escuelas musulmanas existentes en Holanda rechazan los valores de los derechos humanos universales. Estas escuelas suprimen las facultades críticas que pueden llevar a los niños a poner en duda sus creencias. Desprecian la evolución y la sexualidad. Las cosas se aprenden de memoria, no se pregunta; se infunde servilismo a las chicas. Asimismo se niegan a socializar a los niños en una sociedad más amplia. En una escuela musulmana, no todos son iguales."
·         No estaban solo las amenazas de muerte, en las apariciones públicas de Hirsi Ali se juntaban muchos musulmanes para abuchearla.
·         Lo más imperdonable de sus ideas es que vengan de una persona de origen musulmán.
·         También muchos holandeses autóctonos piensan que estas opiniones molestan y que es inoportuno hacerlas públicas.
·         Y digo yo que no es obligatorio compartir estas ideas, que se podrán considerar discutibles. ¿Pero por qué se juzga normal que unas simples ideas, expresadas serenamente mediante el uso de la palabra por una persona educada... por qué se juzga normal que pueda despertar esas reacciones tan airadas y se echa la culpa a la que expresa sus opiniones por provocadora?

·         Dice Hirsi Ali: “Cuando me dicen que es ofensivo o inoportuno esgrimir en este momento este argumento, me siento ofendida en mi sentido de la justicia básica. ¿Cuándo será el momento oportuno?”...
    • ... Hirsi Ali expresa sus ideas, debatibles como todo, pero no escribe nada del otro mundo. Escribe su opinión sobre el islam que no es muy diferente de la opinión de Spinoza en el siglo XVII sobre el cristianismo. Y Spinoza es considerado un precursor de la  ilustración. Y hay consenso en que la Ilustración fue buena.
    • Dice Hirsi Ali que por qué el islam no puede tener a su Voltaire, por qué todos se centran en criticar a Occidente y nadie dice que el islam también necesita su Voltaire y que el islam necesita su Ilustración y aceptar que no todo lo que dice el Corán hay que tomarlo al pie de la letra.           
    • Las ideas de Hirsi Ali son tan viejas como las de Voltaire o Spinoza. Y esas ideas fueron buenas para Occidente. ¿Y los propios europeos dicen que las ideas de Hirsi Ali son inoportunas? 
    • Escribe tres artículos y necesita protección por amenazas de muerte, ¿no prueba eso que tiene razón? Es una opinión personal mía, llamadme estúpido si queréis pero no me matéis por ello por favor.  
·         Termino con el primer boceto del cortometraje para el que Hirsi Ali se buscó como director a Theo van Gogh, quien fue asesinado por dirigir esta película blasfema que echaron por la televisión holandesa y que le valió a Hirsi Ali la fatwa, el llamamiento a todos los musulmanes a hacer cumplir su condena a muerte:
    • “Habría una mujer flagelada por adulterio, una mujer golpeada repetidamente, otra encarcelada dentro de su casa. Todas exhibirían palabras del Corán escritas sobre la piel. Una voz en off traduciría los versos del Corán y daría el número estimado de mujeres que sufren en todo el mundo por culpa del respectivo precepto del Corán.”
    • “Objetivo político secundario: ¿Por qué el arte no puede tratar el islam como una religión cualquiera?”


Desde entonces vive protegida en la clandestinidad 

13 comentarios :

Monnissima dijo...

¿¿¿¿ Cuantas páginas dices que tiene el libro???? ( Ja, Ja...es broma )...Prefiero leer tu resumen despacito. Muy interesante. Un beso.

Hellfire dijo...

Verdugo, dame un rato y me lo leo bien pero me gusta la idea
Esto puede ser como la Biblioteca del Club ..sillones de cuero enorme y puros habanos
voy a pillar sitio en la visual del camarero que en estos salones suelen tener muchos años y no ven bien

elverdugo dijo...

Hola Monni, Hell.

Podemos usar este rincón para comentar los dichos de mabelita. Hoy ha dicho “la mejor burra sin manta”. Yo creo que quería decir que “la mejor burra” es ato y que ato se había quedado sin beso (“sin manta” que la abrigue).

No sé, por comentar sobre algo...

Skeeter dijo...

Verdugo
Tienes el turno de noche abandonado....muy enfadada me tienes,no pienso ponerte la foto de Jean meneando el rabo ¬¬

madita dijo...

Vale, me llego por la mitad. ¡Qué decir! A pesar de saber muchas de las cosas que cuentas de esta mujer y otras que encajo en su historia personal. Es impresionante lo bien que lo narras. El tema me llega, me sigue indignando..me encoleriza.

gavetita dijo...

madita, la entrada de elver, es la 2ª más vista, ya ves...ejem!

elverdugo dijo...

Skee, es que últimamente duermo por las noches. Mal hecho, lo sé...

Madita, me alegro de que lo encuentres interesante.

gavetita, asumo que la entrada más vista es la de los biquinis y las braguitas de perlé?

ross dijo...

Elver,realmente interesante,no conocia la historia de esta mujer,

impresiona,y asusta que en un pais como Holanda,puedan pasar estas cosas,

y la gente pasaaa,por que es un tema molesto

mabel dijo...

Hola gave
que te sigo desde el primer día prácticamente, pero ésto de escribir por primera vez en un blog, siempre me da mucha vergüenza.

Pero que me he liado la manta a la cabeza(con la calor que hace)y aqui estoy.... tú te lo mereces.....

Me gusta tu casa, es muy guapa.

ELVER

tu entrada, muy interesante entre otras cosas, porque parece mentira con los tiempos que corren.....

Y a lo del dicho.... lo has interpretado perfectamente :)

Un beso a los dos

gavetita dijo...

lo será elver, es de esas entradas con pocos comentarios, ya sabes
si te pones primero, te contrato

gavetita dijo...

mabelita guapaaaaaa
tu ven cuando quieras, y vete a ver las braguitas de perlé, jeje
un beso grande

gavetita dijo...

mabel
tu emoticono es el primero en aparecer en el blog, creo
el mio será el segundo :-P

gavetita dijo...

:D

Publicar un comentario en la entrada

:) :D :-P 8-D :sh: :$ yz B-P :O :(( :zz: :nj: :yj: :S :st: oo) :-f :ct: :dg:
:) :D :-P 8-D :sh: :$ yz B-P :O :(( :zz: :nj: :yj: ;( :st: oo) :-f :ct: :dg:



top